Inicio - Contacto - Foro - Mapa del sitio -  Tu Página de Inicio - Añadir a Favoritos  - Subir Manual  
Manuales
Noticias y Ocio
Programas Gratis
Herramientas

 


Consejos para optimizar tu Pc . Segunda Parte

01 Saber si XP es OEM, Actualización o Retail.

Cuando se lanza un producto de las características de Windows XP, se distribuyen diversas versiones, con adjetivos como Actualización o Completa, Retail u OEM, en cada una de las ediciones Home y Professional.

Si queremos comprobar qué versión de XP es la que tenemos en nuestras manos, buscaremos el archivo «setup.ini» en nuestro CD-ROM de instalación y haremos doble clic sobre el mismo. Allí encontraremos un campo PID=, que nos dirá exactamente la versión que tenemos. En concreto, las 5 primeras cifras nos dirán si es una versión OEM, Retail o Actualización, mientras que las tres últimas determinarán el tipo de clave de instalación que aceptará.

Algunos valores típicos del campo PID= son:

Retail = 51882 335
Licencia de volumen = 51883 270
OEM = 82503 OEM

Nota: Modificar el campo PID= del archivo «setup.ini» no alterará de manera alguna la necesaria activación del producto durante los primeros 30 días de uso.


02 Problemas con la tarjeta gráfica al instalar XP.

En la última fase de la instalación, previo al primer inicio del sistema, puede pasar que éste no reconozca correctamente el tipo de tarjeta gráfica y, en consecuencia, instale un controlador inadecuado que bloqueará el equipo, dejando la pantalla negra.

Si esto nos ocurre, deberemos reiniciar el equipo y, manteniendo pulsada la tecla «F8», acceder a las opciones avanzadas del menú de arranque de Windows XP. Aquí seleccionaremos la opción Modo de arranque VGA, que obligará al sistema operativo a iniciar en un modo gráfico básico compatible con la mayoría de tarjetas y nos permitirá actualizar el controlador de la tarjeta gráfica y solucionar de esta manera el problema.


03 Cuelgues al detectar dispositivos en la instalación.

Si estamos tratando de instalar Windows XP en una máquina y encontramos que ésta se cuelga durante el proceso de instalación, especialmente durante el proceso de detección de dispositivos, deberemos probar a quitar temporalmente todas las tarjetas de expansión no esenciales, como por ejemplo todas exceptuando la tarjeta gráfica. En muchos casos, el problema viene dado por una tarjeta de red, módem o tarjeta de sonido que está bloqueando el programa de instalación.

Una vez Windows XP esté instalado y funcionando, podemos añadir estas tarjetas a razón de una por cada reinicio, apagando el sistema antes de añadir cada uno de los componentes.


04 Esconder cuentas de usuario de la pantalla de bienvenida.

Cuando añadimos una cuenta para ciertos usuarios en Windows XP, sus nombres aparecerán en la pantalla de bienvenida. En ocasiones un usuario necesita ser añadido a una máquina Windows XP porque necesita acceso (vía red) a los recursos de esa máquina, pero jamás iniciará sesión físicamente en el ordenador.

Para eliminar completamente la cuenta de acceso de la pantalla de bienvenida, iniciaremos la herramienta de edición del registro del sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar y localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\WindowsNT\CurrentVersion\Winlogon\SpecialAccounts\UserList

Para cada usuario cuya cuenta queramos ocultar, crearemos un nuevo valor de tipo DWORD cuyo nombre será el nombre de usuario y su contenido «0» para ocultarlo. Será necesario reiniciar Windows para que los cambios surtan efecto.


05 Eliminar el recordatorio “Dar un paseo por Windows XP”.

Las primeras tres veces que un usuario inicia sesión en Windows XP tras haber instalado el sistema, en la Barra de tareas se mostrará un recordatorio en forma de globo de notificación para que iniciemos la aplicación Dar un paseo por Windows XP.

Si deseamos eliminar esta opción en todos los usuarios, iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Applets\Tour

donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente RunCount, cuyo contenido cambiaremos a «0».
06 Desactivar el asistente para limpiar el escritorio.

Por defecto, Windows XP ejecutará automáticamente el asistente para limpiar el escritorio cada 60 días y así eliminar los elementos de Escritorio y accesos directos menos utilizados. Esta opción puede ser desactivada.

Vamos a la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Localizamos la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Explorer\Desktop\CleanupWiz

Aquí crearemos o modificaremos el valor DWORD existente NoRun, cuyo contenido será «0» para activar el asistente o «1» para desactivar su ejecución automática cada cierto tiempo.


07 Reciclar los datos del prefetch para mejorar el rendimiento.

Al igual que es necesario «limpiar de polvo y paja» el registro o la carpeta de archivos temporales de Windows de forma periódica, los datos generados por la herramienta de prefetching de Windows XP también tienen que ser reciclados de vez en cuando. Esto es debido a que a medida que vamos instalado y ejecutando nuevas aplicaciones. El directorio donde se guarda el catálogo con los datos del prefetch comienza a llenarse de enlaces basura y obsoletos que ralentizan nuestro sistema notablemente.

Abrir la carpeta C:\WINDOWS\PREFETCH y eliminar estos archivos al menos una vez al mes.


08 Mejorar el rendimiento general del sistema deshabilitando el servicio de indexado.

Como ya sabemos, el sistema de indexado de Windows XP cataloga nuestros archivos, presumiblemente para disminuir el tiempo necesario para buscar en nuestros discos duros si estamos intentado localizar un fichero específico o una parte de una frase dentro de un archivo.

Por defecto, este servicio está establecido como manual (o sea que no se iniciará) pero, al realizar búsquedas en nuestro ordenador, encontraremos una opción bajo el enlace Cambiar preferencias que nos permitirá realizar búsquedas más rápidas en el futuro, de forma que puede que la hayamos activado, y como consecuencia, hayamos habilitado el servicio de indexado.

Este servicio se activará cuando el sistema se mantenga inactivo durante unos minutos, de forma que, cuando estemos jugando al solitario o escuchando un MP3, el sistema comenzará por sí mismo a indexar archivos, disminuyendo el rendimiento del sistema en muchos enteros.

Para desactivar este servicio, pulsaremos con el botón derecho del ratón sobre Mi PC seleccionando la opción Administrar. Allí nos desplazaremos hasta Servicios y aplicaciones, donde buscaremos el elemento Servicio de Index Server y en sus propiedades estableceremos su tipo de inicio como Deshabilitado.

También podemos deshabilitar esta función por unidades de disco. Para ello, dentro de Mi PC seleccionaremos con el botón derecho una unidad de disco y en sus Propiedades desmarcaremos dentro de la pestaña General la opción Permitir a Index Server indexar el disco para acelerar la búsqueda . Tras pulsar sobre Aceptar, aparecerá una nueva ventana en la que se aplicará la configuración a todas las carpetas y subcarpetas en ese volumen.


09 Desactivar notificación de falta de espacio en disco duro.

Cuando un disco duro se esté quedando sin espacio libre, normalmente Windows XP nos mostrará cada cierto tiempo un mensaje de advertencia en forma de globo en nuestra Barra de tareas recordándonos que debemos liberar espacio en el disco eliminando archivos, algo que no siempre nos resultará posible.

Para desactivar esta notificación de falta de espacio en disco, iniciaremos la herramienta de edición del registro del sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí localizaremos la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Policies\Explorer

donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente NoLowDiskSpaceChecks cuyo contenido estableceremos en «1» para eliminar estas advertencias o «0» para continuar mostrándolas. Cerraremos sesión y reiniciaremos Windows para que los cambios se ejecuten y se apliquen sobre todas las unidades en el sistema.


10 Desactivar la advertencia «Controlador no firmado digitalmente».

Esta opción deshabilitará el cuadro de diálogo que aparecerá cuando intentemos actualizar un controlador de dispositivo con una versión no firmada digitalmente por Microsoft. Normalmente podremos optar por continuar e instalar el controlador, pero existen situaciones en las que no será posible seguir con la instalación.

Para ello, si tenemos la edición Professional instalada, dentro del menú Inicio/Ejecutar introduciremos el comando «gpedit.msc». Allí localizaremos la clave:

Configuración de usuario\Plantillas administrativas\Sistema

donde haremos doble clic sobre Firma de código para controladores de dispositivo y en la pestaña Configuración seleccionaremos «Habilitada» y en el cuadro de diálogo «Omitir» o «Desactivar» la advertencia del sistema para actualizar controladores de dispositivos con versiones no firmadas digitalmente
11 Liberar espacio eliminando «puntos de restauración».

Windows XP tiene una característica para crear «puntos de restauración», archivos que contienen información sobre la configuración del sistema (archivos críticos del registro, la base de datos COM+, los perfiles de usuario, controladores...), de forma que, si el sistema deja de funcionar, toda la configuración, datos, etcétera no se pierden, ya que podremos volver a ese «punto de restauración».

Estos puntos se crean automáticamente por la herramienta en varios eventos, como son la instalación de una nueva aplicación, la aplicación de un parche de la web Windows Update, la instalación de un controlador sin firma digital... Sin embargo, en la medida en que Windows crea múltiples e innecesarios «puntos de restauración», los GBytes de nuestro disco duro pueden desaparecer rápidamente.

Para eliminar todos excepto el más reciente «punto de restauración», desde el menú Inicio/Programas/Accesorios/Herramientas de sistema/Liberador de espacio en disco seleccionaremos el disco que queremos limpiar. Tras analizar el disco, seleccionaremos de la lista de componentes los correspondientes a «puntos de restauración» del sistema.


12 Desactivar el soporte POSIX.

POSIX (Portable Operating System Interface) es un estándar del gobierno norteamericano requerido para todos los sistemas operativos que se vayan a vender al mismo gobierno. Sin embargo, en la medida en que el 99,99% de los usuarios nunca necesitarán estas funcionalidades, podemos deshabilitarlas mediante la edición del registro. Sin bien con esto no conseguiremos un aumento del rendimiento del equipo, a excepción del ahorro de memoria, desactivando este subsistema, por supuesto, conseguiremos un funcionamiento del sistema operativo algo más eficiente.

En primer lugar, nos aseguraremos de que ninguna de las aplicaciones que utilicemos o vayamos a utilizar requiera soporte para este subsistema, algo bastante importante, ya que en algunos casos no estaremos suficientemente informados de si ese es nuestro caso. Dentro del menú Inicio/Ejecutar introduciremos el comando «regedit.exe» y localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Control\SessionManager\SubSystems

Allí eliminaremos las entradas Optional y Posix. Reiniciaremos el sistema para que los cambios surtan efecto.


13 Error al renombrar archivos desde el Explorador.

En ocasiones, cuando tratamos de renombrar archivos de sistema a través del Explorador de Windows, aparecerá un mensaje de error indicando que el archivo está siendo utilizado por Windows. Por ejemplo, si intentamos renombrar el archivo «kernel32.dll», obtendremos el mensaje de error «No se puede renombrar Kernel32.dll. El archivo especificado está siendo utilizado por Windows».

Una posible solución a este problema consiste en renombrar el archivo desde una ventana del intérprete de comandos, en el ejemplo utilizando la orden:

Ren kernel32.dll kernel32.old


14 Problemas de apagado de Windows XP.

Parece ser que en muchos equipos ATX en los que versiones anteriores de Windows apagaban automáticamente el sistema, en Windows XP no lo hacen, mostrando el mensaje «Ahora es seguro apagar el sistema» o incluso reiniciando en vez de apagarse.

Una posible solución a ese problema la encontraremos en el registro de Windows, para lo que será necesario iniciar la herramienta «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\Windows NT\CurrentVersion\Winlogon

donde comprobaremos que el contenido de los valores alfanuméricos PowerDownAfterShutdown y ShutdownWithoutLogon sea «1» y, de lo contrario, cambiaremos el valor por este último. También revisaremos en la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Control Panel\Desktop

la existencia del valor alfanumérico PowerOffActive, cuyo contenido deberá ser «1».

Si esto no soluciona el problema, iniciaremos la herramienta de administración del sistema, pulsando con el botón derecho sobre Mi PC y seleccionando Administrar. Dentro del administrador de dispositivos, comprobaremos que en el apartado Ordenador aparezca «Equipo ACPI compatible» o «PC Estándar APM». En este último caso, dentro del menú Ver, seleccionaremos Mostrar dispositivos ocultos y nos aseguraremos de que el elemento «NT ATM / Legacy Interfaz mode» no tenga un aspa roja, en cuyo caso tendríamos que acceder a sus Propiedades y Habilitar el dispositivo. Por último, comprobaremos que en las Propiedades de energía, dentro del Panel de control, en la pestaña APM se encuentre activada la opción Habilitar la compatibilidad con la administración avanzada de energía.


15 Aumentar el rendimiento deshabilitando ACPI.

Un equipo cuya configuración de energía es ACPI rinde algo por debajo respecto a un equipo con configuración de energía estándar APM, si bien ACPI incluye algunas funcionalidades avanzadas en temas de plug & play y gestión de energía que APM no incluye. Sin embargo, todo tiene sus desventajas y, en este caso, para ver aumentado nuestro rendimiento, perderemos algunas funcionalidades que teníamos en nuestro sistema. Por otro lado, no tenemos por qué renunciar a ninguna de estas posibilidades, gracias a la función Perfiles de hardware que incluye Windows XP.

La opción consiste en crear dos perfiles de hardware separados, uno para ACPI y otro con ACPI desactivado.

Para ello, en primer lugar haremos clic con el botón derecho del ratón sobre Mi PC y seleccionaremos sus Propiedades. Una vez hecho esto nos desplazaremos hasta la pestaña Hardware, donde pulsaremos sobre el botón Perfiles de hardware. Aquí seleccionaremos el único perfil de hardware listado y le cambiaremos el nombre por uno como «ACPI activado». Una vez hayamos renombrado el perfil, pulsaremos Aceptar. Acto seguido haremos clic sobre la opción Copiar y escribiremos un nombre para el nuevo perfil de hardware, como por ejemplo «ACPI desactivado». Pulsaremos sobre Aceptar y, a continuación, con el botón derecho del ratón sobre los dos perfiles y en sus Propiedades marcaremos la casilla de verificación Incluir siempre este perfil como opción durante el inicio de Windows. Finalmente pulsaremos sobre Aceptar.

Ahora, cuando volvamos al panel principal Perfiles de hardware, seleccionaremos la opción que dice Esperar hasta que seleccione un perfil de hardware, de forma que cuando Windows se esté cargando, tendremos que seleccionar el perfil de usuario que queremos activar. Durante el siguiente reinicio del sistema, elegiremos el perfil «ACPI desactivado» y cambiaremos en el administrador de dispositivos el tipo de «ordenador» a «PC Estándar APM» según se explica en el truco 14.

De esta forma conseguiremos dos perfiles de hardware con diferente configuración de energía, lo que puede resultarnos útil si queremos alternar entre juegos y operación normal de sistema.
16 Priorizar IRQ.

Los componentes principales del sistema tienen asignados una IRQ. Con este truco incrementaremos la prioridad de una IRQ determinada, mejorando en consecuencia el rendimiento del componente que tenga asignado ese recurso.

El componente más utilizado por el sistema es el Sistema CMOS/reloj en tiempo real, que mejora el rendimiento general de la placa base.

Primeramente, decidiremos a qué componente queremos darle prioridad. En segundo lugar, tendremos que descubrir la IRQ que este dispositivo hardware esté utilizando.

Para hacerlo, simplemente nos iremos hasta el menú Inicio/Ejecutar e introduciremos el comando «winmsd.exe» (Información de Sistema). En la nueva ventana que aparecerá nos trasladaremos hasta Recursos de hardware/IRQ, donde encontraremos un listado de las IRQ de sistema y los dispositivos que las están utilizando.

Una vez hecho esto, iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe»y localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\System\CurrentControlSet\Control\PriorityControl

Allí crearemos un nuevo valor DWORD llamado IRQ#Priority, donde # será el número de la IRQ y como valor de su contenido «1».

Por ejemplo, si la IRQ de nuestro Sistema CMOS es 8, crearemos una clave llamada IRQ8Priority.

Una vez reiniciado el sistema, encontraremos una mejora de rendimiento en el componente al que hayamos dado prioridad. Es necesario tener en cuenta que podemos tener múltiples IRQ señaladas como prioritarias, pero será menos eficiente y puede causar inestabilidad en el sistema.


17 Solución a las IRQ compartidas.

Siguiendo con los trucos relacionados con las IRQ, dentro del Administrador de dispositivos encontraremos probablemente que alguna IRQ concreta parece compartida por varios dispositivos. Todo este tipo de escenarios en que algunos recursos son compartidos mientras otros permanecen libres sólo consiguen ralentizar el sistema, porque el funcionamiento de varios dispositivos está supeditado a que esa IRQ quede libre. Esto puede producir ruidos en la tarjeta de sonido, descenso del rendimiento en tarjetas de vídeo… Por desgracia, al contrario que con la familia de Windows 9x, Windows XP no nos permite cambiar estas configuraciones, aunque lo hagamos directamente desde la BIOS del sistema.

Con un poco de paciencia podemos cambiar fácilmente las IRQ, si bien perderemos algunas de las funciones relacionadas con la administración de energía, los modos suspender e hibernar por ejemplo, así como también muchos de los controladores del sistema que deberán ser reinstalados.

Para ello, dentro del Administrador de dispositivos, pulsaremos sobre el elemento Equipo y seleccionaremos con el botón derecho del ratón sus Propiedades. Allí cambiaremos su controlador por el de PC Estándar y reiniciaremos el sistema.


18 Optimizar la paginación de memoria del sistema.

Si bien no está muy claro el modo en que podemos configurar este valor para optimizar cada sistema teniendo en cuenta sus características, parece haber un valor en el registro del sistema que puede optimizar el subsistema de paginación de memoria.

Será necesario acceder a la herramienta de edición del sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Control\SessionManager\Memory Management

donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente SystemPages, que tendrá como contenido 503808 (en Kilobytes, 500 MBytes), por una cifra mucho más reducida, como por ejemplo 131072 (128 MBytes) o 262144 (256 MBytes).

Puede ser necesario experimentar el valor que optimice en mayor medida cada uno de los equipos, según su configuración y uso.


19 Programar el apagado de Windows.

Para apagar remotamente el sistema, crearemos un archivo «apagadoremoto.js» cuyo contenido consistirá en la línea:

(new ActiveXObject(“Shell.Application”)).ShutdownWindows();

Lo salvaremos en donde creamos conveniente de forma que, cuando queramos apagar el sistema remotamente, haremos doble clic sobre el mismo, seleccionando la opción de apagado deseada.

También tenemos la opción de programar el apagado con la utilidad shutdown -t xx, siendo xx el número en segundos hasta que se apague. Sin embargo, en la medida en que esta opción no permite más de 99 segundos, podemos hacer uso del Programador de tareas indicando seguidamente la hora y día en que queremos que se ejecute.


20 Cómo cerrar programas al apagar el sistema.

En más de una ocasión, mientras intentamos cerrar el sistema, se nos habrá presentado un cuadro de diálogo informándonos de que un programa todavía está siendo ejecutado y hemos de esperar a que se cierre, lo que casi siempre se traduce en que el programa deja de responder y hemos de finalizarlo de forma manual. No obstante, podemos configurar este comportamiento para que, durante el cierre del sistema, Windows automáticamente cierre todas las aplicaciones que estén funcionando incluso cuando dejen de responder.

Para ello, iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí localizaremos la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Control Panel\Desktop

donde crearemos o modificaremos el valor alfanumérico AutoEndTasks, cuyo contenido será «1» para cerrar automáticamente las aplicaciones en caso de que no respondan durante el apagado del sistema.

Menos drástica pero igualmente útil es la posibilidad de reducir la cantidad de tiempo necesaria para que Windows determine que un programa ha dejado de responder durante el apagado del sistema. Para ello localizaremos en el registro la rama:

HKEY_LOCAL_MACHINE\System\CurrentControlSet\Control

y estableceremos el contenido del valor alfanumérico WaitToKillServiceTimeout con el valor en milisegundos, transcurridos los cuales Windows dará por «no responde» a la aplicación. Se aconseja establecer este valor en 1000 o menos (1 segundo sobre los 20 segundos de tiempo predeterminados que Windows espera para apagar o reiniciar el sistema).
21 Control de rendimiento nativo del procesador.

Windows XP incluye en su código la característica de control de rendimiento para administrar el procesador, de forma que sus ciclos de reloj sean más eficientemente utilizados.

Este ajuste nos permitirá modificar esta característica, para lo que será necesario iniciar el editor del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Services\P3\Parameters

donde crearemos o editaremos el valor DWORD existente HackFlags, cuyo contenido estableceremos de acuerdo con los siguientes datos:

0 : Deshabilita el soporte nativo de XP.
1 : Usará la configuración heredada del software Intel durante la actualización a XP.
5 : El sistema puede soportar todos los modos cuando funcione sobre baterías.

Cerraremos sesión y reiniciaremos Windows para que los cambios se efectúen.

Es muy importante tener en cuenta que este truco sólo es aplicable a procesadores con las tecnologías de control de rendimiento Intel SpeedStep o AMD PowerNow!, únicamente disponibles para equipos portátiles.


22 Mostar barra de progreso del SFC (Windows File Checker).

Mediante este ajuste determinaremos si la barra de progreso de Windows File Checker (SFC) se mostrará durante el proceso de comprobación de archivos.

Para ello iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\WindowsNT\CurrentVersion\Winlogon

donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente SFCShowProgress, cuyo contenido será «1» para mostrar la barra de progreso o «0» para ocultarla.


23 Editar campos ID tag en archivos MP3.

Los campos ID tag de un archivo MP3, que normalmente incluyen la información referente a artista, álbum, título y comentarios, pueden ser editados fácilmente desde el Explorador de Windows pulsando con el botón derecho del ratón sobre el archivo y seleccionando sus Propiedades, bajo la pestaña Resumen y haciendo clic sobre el botón Avanzada.

Asimismo, seleccionando múltiples archivos MP3 al mismo tiempo, los cambios se aplicarán a todos los archivos.


24 Inicio lento de Nero.

Incluso con las últimas versiones de Nero podemos notar que en ocasiones el inicio es verdaderamente lento, independientemente de que tengamos un sistema bastante potente o no. El problema está causado por el motor de grabación incluido en Windows XP, que causa una incompatibilidad con Nero.

Para deshabilitar las funciones de grabación de Windows XP, pulsaremos con el botón derecho del ratón sobre Mi PC y seleccionaremos Administrar. Allí nos desplazaremos hasta la lista de Servicios, haciendo doble clic sobre el servicio Servicio COM de grabación de CD IMAPI y en sus Propiedades modificaremos bajo la pestaña General el tipo de inicio a Deshabilitado.

También podemos deshabilitar las funciones de grabación de XP desde el registro del sistema, para lo que tendremos que iniciar el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar y localizar la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Policies\Explorer

donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente NoCdBurning, cuyo contenido será «1» para deshabilitar las funciones de grabación. Una vez hecho esto, Nero se iniciará mucho más rápido.


25 Problemas con Liveware 3.0 bajo Windows XP.

Aunque familia de tarjetas Sound Blaster Live tienen soporte básico con los controladores incluidos en Windows XP, obtendremos características adicionales instalando el Liveware 3.0. Sin embargo, a la decisión del fabricante Creative Labs de hacerlo disponible sólo en versión CD-ROM se añade el hecho de que la versión disponible para Windows 2000 no funciona correctamente.

Para solucionar este problema, en primer lugar tendremos que reemplazar el archivo «devldr32.exe» con la versión incluida con los controladores out-ofthe-box de Windows XP, dentro del directorio:

C:\WINDOWS\DRIVERCACHE\I386\driver.cab

y copiarlo en un lugar seguro. Acto seguido, instalaremos Liveware 3.0 para Windows 2000.

Cuando reiniciemos el sistema, nos aseguraremos de seleccionar el Modo seguro (pulsando «F8» durante el inicio). Ejecutaremos el administrador de tareas (con «Ctrl»+«Alt»+«Supr») y nos aseguraremos de que «devldr32.exe» no esté funcionando y, si fuera el caso, lo seleccionaríamos y pulsaríamos en el menú contextual la opción Finalizar Tarea. Por último, copiaremos el archivo «devldr32.exe» extraído anteriormente en nuestro directorio \WINDOWS\SYSTEM32, reemplazando de esta manera la versión de Creative Labs incluida en el Liveware.
26 Solución de acceso a recursos compartidos.

Este no es un truco, sino más bien la solución a un problema. Éste ocurre en instalaciones limpias de Windows XP en las que, por alguna razón, el acceso de red queda deshabilitado para los usuarios remotos, incluyendo la cuenta «Invitado», lo que quiere decir que mucha gente no podrá conectarse a nuestro ordenador y acceder a nuestros recursos compartidos.

Para solucionar este problema, abriremos el Panel de Control y dentro de Herramientas administrativas la aplicación Directiva de seguridad local. Dentro de Directivas Locales/Asignación de derechos de usuario modificaremos el valor Denegar el acceso desde la red a este equipo, pulsando con el botón derecho sobre el mismo y seleccionando sus Propiedades. Una vez aquí, si la cuenta «Invitado» aparece listada, la eliminaremos junto con el resto de cuentas que aparezcan y nos aseguraremos, pulsando con el botón sobre Agregar usuario o grupo, que el único valor listado sea «Todos».


27 Entorno de red: W9x/Me conectándose a XP.

Mezclar en un entorno de red XP máquinas con Windows 9x/Me puede resultar un problema a la hora de compartir archivos e impresoras. Si bien la máquina Windows XP se conectará sin problemas a los recursos compartidos por Windows 9x/Me, en el caso contrario la máquina Windows XP pedirá una contraseña al usuario Windows 9x/Me para acceder al recurso compartido IPC$ que normalmente no conocerá.

No obstante, la solución es más sencilla de lo que en un principio parece. Esta solicitud de nombre de usuario y contraseña es la forma que tiene Windows XP de preguntar «¿Tienes acceso a esta máquina?», y es llevada a cabo por el IPC$ (InterProcessControl).

Para solucionar este problema, simplemente tendremos que crear una cuenta de usuario en la máquina XP desde el Panel de control / Cuentas de usuario e iniciar sesión en la máquina Windows 9x/Me con ese mismo nombre de usuario y contraseña que hemos creado. Una vez hecho esto, no será necesario introducir nombre de usuario o contraseña alguno para acceder a los recursos compartidos, ya que Windows XP detectará el cliente 9x y lo reconocerá en la lista de usuarios con acceso.


28 Limitar el número máximo de conexiones TCP/IP.

Este parámetro en el registro especificará el número máximo de conexiones que el protocolo TCP podrá mantener abiertas simultáneamente.

Para ello iniciaremos la herramienta de edición del registro del sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí buscaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\System\CurrentControlSet\Services\Tcpip\Parameters

donde crearemos o modificaremos el valor DWORD TcpNumConnections, cuyo contenido será el número máximo de conexiones que podrá gestionar simultáneamente la pila TCP/IP.


29 Aumenta el rendimiento de red.

Dependiendo de la configuración de nuestro sistema, notaremos un incremento en el rendimiento de la red si aplicamos una serie de cambios, consistentes en incrementar el número de buffers que se reservarán para el rendimiento de la red.

Para ello iniciaremos la herramienta de configuración del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Services\LanmanWorkstation\Parameters

donde crearemos o modificaremos los valores DWORD MaxCmd y MaxThreads con un número decimal igual en ambos valores de 0 a 255 (el valor predeterminado es 15, y se recomienda el valor 100).


30 Desactivar la redirección ICMP para aumentar la seguridad.

Con el siguiente ajuste configuraremos nuestro servidor IIS para que no se vuelva vulnerable frente a los ataques de redirección ICMP.

Para ello iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Services\Tcpip\Parameters

donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente EnableICMPRedirect, cuyo contenido será «0» para desactivar la redirección ICMP en nuestro servidor o «1» para activar el soporte.
31 Ver los puertos TCP en uso.

El comando Netstat listará los puertos usados en este momento, algo que puede sernos útil si sospechamos que una aplicación está chocando con otra en un puerto activo.

Iniciaremos una sesión del intérprete de comandos e introduciremos la orden netstat -n -o -a, donde -n mostrará la forma numérica, -o el identificador de proceso que hace uso del puerto y -a todas las conexiones y puertos de escucha utilizados actualmente en nuestro sistema.

Comprobaremos los resultados en pantalla para cualquier puerto que nuestra aplicación pueda utilizar.

Para asociar el identificador de proceso que está utilizando un puerto TCP o UDP concreto, utilizaremos el comando tasklist.

Para asociar un identificador de proceso particular a una tarea, utilizaremos el comando:

tasklists | finstr <identificador de proceso>


32 Winipcfg para Windows XP.

La familia 9x-Me de Windows incluía una pequeña herramienta llamada «winipcfg.exe» que diagnosticaba de una manera rápida y sencilla la configuración del acceso a redes. Por desgracia, la utilidad más parecida incluida en Windows XP es «ipconfig.exe», una herramienta en modo texto mucho más reducida en sus posibilidades.

Sin embargo, en vez de pelearnos con esta herramienta, podemos descargar la utilidad «wntipcfg.exe» desde el sitio de Microsoft en:

http://microsoft.com/windows2000/techinfo/...g/wntipcfgo.asp

que nos ofrecerá la misma interfaz que la incluida en Windows 9x-Me para mostrar los datos sobre nuestra conexión, incluyendo direcciones IP, máscaras de subred y puertas de enlace de los dispositivos de red, interfaz del acceso telefónico a redes y PPTP.

Una vez descargada e instalada (por defecto en el directorio C:\ARCHIVOS DE PROGRAMA\RESOURCE KIT\) copiaremos «wntipcfg.exe» a C:\WINDOWS y le cambiaremos su nombre por «winipcfg.exe», de forma que podremos invocar la herramienta como en los tiempos de Windows 9x.


33 Renombrar archivos de forma masiva e instantánea.

Una pequeña pero útil característica en el nuevo Explorador incluido en Windows XP está relacionada con la posibilidad de renombrar múltiples archivos a la vez.

Si seleccionamos un grupo de archivos, pulsamos «F2» o con el botón derecho del ratón seleccionaremos la opción Cambiar nombre, modificaremos el nombre de uno de ellos y el resto de archivos serán renombrados con el mismo nombre, acompañados de un número al final correlativo.


34 Evitar que Windows altere los disquetes.

Aunque probablemente no lo sepamos, Windows altera el contenido de cualquier disquete que insertemos en la disquetera. Este acceso se realiza para actualizar el sistema de archivos del disquete de forma que acepte nombres largos de archivo, lo que puede dar lugar a efectos desastrosos en nuestros datos más preciados. En particular, el lugar que es modificado es el OEM-ID del disquete, en el off-set 3 del sector de arranque. Entre los disquetes que pueden resultar afectados se incluyen versiones antiguas de los de inicio de MS-DOS, muchos de los programas protegidos anticopia y en definitiva cualquier software que inspeccione la validez del disquete antes de su instalación.

La única manera de evitar que Windows altere nuestros disquetes es protegiéndolos contra escritura antes de introducirlos en nuestra máquina.


35 Desactivar la búsqueda de accesos directos rotos.

Cuando Windows XP no halle el programa destino de un acceso directo y éste se encuentra en una partición NTFS, automáticamente buscará en todas las rutas asociadas al acceso directo. Si aun así no localiza el destino, buscará en la totalidad de la partición, desperdiciando una gran cantidad de tiempo y recursos del sistema. Sin embargo, podemos desactivar la búsqueda de accesos directos en particiones NTFS si iniciamos la herramienta de edición del registro de sistema. Allí encontraremos la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Policies\Explorer

donde crearemos o modificaremos el valor de tipo DWORD NoResolveTrack con el contenido «1» para desactivar la búsqueda automática en caso de accesos directos rotos o «0» para seguir haciendo uso de ella.
36 Optimizar la caché de nivel 2.

El sistema Windows XP está optimizado por defecto para utilizar 256 KBytes de la caché de nivel 2 de los procesadores. Sin embargo, debido a que muchos de los procesadores actuales de gama alta tienen cachés mayores de 256 KBytes, optimizaremos el rendimiento de nuestro Windows modificando este valor. Para ello, iniciaremos el editor del registro del sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/ejecutar y localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Control\SessionManager\Memory Management.

Allí crearemos o modificaremos el valor DWORD SecondLevelDataCache, cuyo valor ajustaremos al equivalente en KBytes al tamaño de nuestra caché de nivel 2 en notación decimal.


37 Forzar la descarga en memoria de las DLL.

El subsistema de memoria de Windows XP tratará normalmente de mantener en la caché el contenido de archivos «.dll» que hayan sido utilizados, manteniéndolos en memoria incluso después de que la aplicación que hacía uso de sus funciones haya sido cerrada. Este comportamiento puede causar problemas de rendimiento en equipos con poca memoria o crear conflictos entre aplicaciones que utilicen versiones diferentes de la misma librería. Para alterar el uso de esta caché, iniciaremos el editor del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar y localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\Windows\Current Version\Explorer

Allí crearemos una nueva subclave de nombre AlwaysUnloadDLL cuyo valor alfanumérico “(Predeterminado)” será «1» para desactivar la memoria caché de las librerías dinámicas.


38 Optimizar la gestión de la memoria de nuestro ordenador.

Podemos realizar varios ajustes en el registro de Windows para optimizar el subsistema de memoria que utiliza Windows XP. Estos valores se encuentran bajo la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\System\CurrentControlSet\Control\Session Manager\Memory Management

y para su modificación será necesario iniciar la herramienta de edición del registro del sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Activando el valor DisablePagingExecutive evitaremos que los archivos ejecutivos de Windows XP sean paginados en el disco duro, consiguiendo que el SO y la mayoría de programas funcionen de forma más suave. No obstante, para utilizar esta opción, nuestro sistema deberá contar con una significativa cantidad de memoria RAM instalada en el sistema (más de 256 MBytes), ya que este ajuste consume una parte sustancial de los recursos del sistema. Por defecto el contenido del valor es «0», y para activarlo lo cambiaremos a «1».


39 Mejorar las transferencias de archivos en nuestro sistema.

Windows normalmente limitará la cantidad de memoria RAM que el sistema podrá utilizar para las operaciones de entrada y salida de datos en conexiones de red. La utilidad de este ajuste es cuestionable para usuarios que no tengan instalado en el sistema algún tipo de servidor, ya que básicamente este ajuste mejora el rendimiento de entrada/salida del ordenador cuando se están realizando una cantidad grande de transferencias de archivos y operaciones similares. Este ajuste no hará mucho en sistemas que no tengan grandes cantidades de memoria, pero aquellos con más de 256 MBytes de RAM generalmente encontrarán una mejora en el rendimiento estableciendo este valor entre 16 y 32 MBytes. El valor por defecto es 0,5 MBytes (512 KBytes). Para modificar el ajuste automático de esta configuración, iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» en el menú Inicio/Ejecutar. Localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Control\Session Manager\Memory Management

y crearemos o modificaremos el valor DWORD de nombre IoPageLockLimit con un número cuyo valor será equivalente al máximo de Bytes que se utilizarán para las operaciones de entrada y salida. Podremos seguir la siguiente tabla o bien utilizar los archivos del registro para este valor incluidos en el CD-ROM que acompaña a la revista con unos tamaños de 1, 2, 4, 8, 16, 24, 32 y 64 MBytes.

NOTA: Modificar este ajuste puede causar problemas de estabilidad con dispositivos de sistema, como fallos relacionados con OpenGL o SCSI, en cuyo caso volveremos al ajuste predeterminado.


40 Caché de prelectura.

Windows XP incluye una pequeña función llamada Caché de prelectura. Esta función trata de prever qué archivos serán llamados para su ejecución mientras se está cargando un programa. Ahora bien, a esta función desafortunadamente Windows tan sólo le otorga 64 KBytes de su memoria, de forma que casi no ofrece mejora alguna en el rendimiento del sistema, considerando los tamaños de archivo que los programas actuales utilizan. No obstante, podemos modificar este valor a través del registro. Para ello iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\System\CurrentControlSet\Control\FileSystem

y allí crearemos o modificaremos el valor binario ReadAheadThreshold con el contenido 00 00 00 0f, para incrementar la caché de prelectura hasta su valor máximo: 1,87 MBytes.
41 Caché de archivos.

En la misma rama del registro que hablábamos en el truco anterior:

HKEY_LOCAL_MACHINE\System\CurrentControlSet\Control\FileSystem

podemos también agregar los valores binarios NameCache y PathCache, con los contenidos 00,ff,00,00 y ff,00,00,00 para aumentar la caché de archivos de Windows XP hasta los 65.280 archivos y 255 carpetas, para lo cual será necesario contar al menos con 256 MBytes de RAM.

NOTA IMPORTANTE: Como todos los cambios relacionados con el rendimiento del sistema, deberemos comprobar la eficacia de los mismos haciendo uso del monitor de rendimiento, y realizando siempre los cambios de forma gradual. Además volveremos a probar los resultados tras cada cambio.


42 Desactivar Diskperf.

Por defecto, Windows XP ejecuta automáticamente la herramienta Diskperf para coleccionar datos físicos de las unidades de disco y transformar los valores en contadores de rendimiento. Como las funciones que ofrece esta herramienta están indicadas únicamente para entornos de producción, los usuarios domésticos de Windows XP podremos desactivar su uso y así aumentar la velocidad de acceso de nuestros discos duros. Para ello iniciaremos el intérprete de comandos e introduciremos la orden diskperf –n. Si en cualquier momento queremos devolver esta herramienta a su comportamiento habitual, la orden que utilizaremos será diskperf –yd.


43 Desactivar Last Access Time Stamp en particiones NTFS.

Cuando Windows XP accede a un directorio en una partición NTFS, actualiza el campo Last Access Time Stamp en cada uno de los subdirectorios que encuentre. De esta forma, si navegamos por carpetas con un gran número de subdirectorios, la velocidad en la exploración de archivos disminuirá. Para desactivar esta característica, iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar y localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Control\FileSystem

Allí crearemos o modificaremos el valor DWORD NtfsDisableLastAccessUpdate, cuyo contenido será «1» para desactivar la actualización de este campo en particiones NTFS.


44 Prioridad entre aplicaciones.

Prioridad es el modo en que el ordenador determina qué programas deben hacer uso del tiempo de procesador y cuánto tiempo ha de utilizar cada uno. En Windows XP hay seis configuraciones básicas de prioridad Tiempo real, alta, Por encima de normal, normal, por debajo de normal y baja. Las prioridades de cada aplicación pueden definirse desde el Administrador de tareas si la aplicación está ya iniciada o desde el intérprete de comandos al iniciar la aplicación. Para ello, acompañaremos la orden START [programa] con el parámetro /[prioridad], cuyos valores podrán ser realtime, high, belownormal o low, ya que, de no especificar valor alguno, se ejecutará con prioridad normal. Por ejemplo Start /high notepad.exe


45 Manera de configurar el altavoz interno del PC.

Si estamos aburridos de oír pitidos y ruidos que provienen del altavoz interno del ordenador y no encontramos a manera de desactivarlo sin abrir el equipo, aquí tenemos un truco interesante. Para conseguir desactivarlo iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar y localizaremos la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Control Panel\Sound

Allí crearemos o modificaremos el valor de tipo alfanumérico Beep cuyo contenido será «yes» si queremos que el pitido del altavoz interno del ordenador siga funcionando o «no» para desactivar estos sonidos.
46 Administrador de discos, cambiar letra a una unidad.

Para cambiarle la letra de unidad a un dispositivo en Windows XP, iniciaremos la consola de administración de sistema, pulsando con el botón derecho del ratón sobre Mi PC y seleccionando Administrar. Una vez allí, seleccionaremos el Administrador de discos y haremos clic con el botón derecho del ratón sobre el dispositivo al que queramos cambiarle la letra de unidad, seleccionando la opción Cambiar letra de unidad y ruta y especificando la nueva letra de unidad que queramos darle.


47 Renombrar múltiples ficheros.

Sólo tendremos que situarnos en la carpeta donde se encuentren los ficheros que deseamos renombrar. Una vez seleccionados, sólo nos quedará pulsar con el botón derecho sobre el primero de los archivos y seleccionar la opción Cambiar nombre o pulsar la tecla F2. Una vez hayamos introducido el texto deseado y pulsado Enter. De esta forma, todos los archivos especificados con anterioridad se cambiarán con el nombre introducido y una numeración entre paréntesis correlativa.


48 No al reinicio automático en XP.

Con Windows XP instalado en nuestro sistema puede pasar que, de repente, el equipo se reinicie sin previo aviso. Al igual que en Windows 2000, suele suceder de forma automática al producirse cualquier error. En principio, sirve para proteger al PC de cualquier fallo irreparable. Sin embargo, podemos desactivar esta opción, de manera que, al darse dicho error, se nos muestre un mensaje informativo. Para llevarlo a cabo todo este proceso, lo que debemos hacer es dirigirnos en primer lugar a las Propiedades del sistema. Como todos ya sabemos, se encuentran en Inicio/Panel de control/Sistema. En la ventana que se nos mostrará en la pantalla, escogeremos la pestaña Opciones avanzadas. Una vez colocados en esta posición, nos dirigimos a Inicio y Recuperación y pulsamos en Configuración. A continuación, veremos la ventana dividida en dos partes. Una se llama Inicio del sistema y la otra Error del sistema, siendo esta última la que nos interesa. Deberemos desactivar Reiniciar automáticamente y, a la par, Grabar un suceso en el registro del sistema y Enviar una alerta administrativa.


49 Carga rápida con IE.

Si no disponemos de una conexión a Internet lo suficientemente rápida, o el servidor al que estamos accediendo está saturado, es posible que veamos cómo las páginas web repletas de imágenes y motivos gráficos se cargan lentamente. Existe un sencillo truco para el navegador Internet Explorer que nos permite detener la carga de imágenes de forma instantánea, acelerando la del texto de la página. Para ello, mientras se carga la dirección solicitada, no tendremos más que pulsar la barra espaciadora.


50 Acelerar la navegación por LAN e Internet.

Abrimos regedit.exe y vamos a la rama:

HKEY_LOCAL_MACHINE/Software/Microsoft/Windows/Current Version/Explorer/RemoteComputer/NameSpace

Buscamos la clave llamada: {D6277990-4C6A-11CF-8D87-00AA0060F5BF}

y la borramos. Esta clave hace que Windows busque Tareas Programadas en ordenadores remotos. Si no lo necesitas por qué mantenerlo. El 99% de la gente no lo usa.
51 Desinstalar Messenger.

Como todos sabemos, Messenger no está incluido en la lista de “Añadir o quitar programas”. Para incluirlo en esta lista y así poder eliminarlo, buscamos el archivo llamado sysoc.inf que se encuentra en el directorio Windows\inf. Hacemos una copia de seguridad del archivo y lo abrimos con el Notepad o similar. Buscamos la siguiente linea:

Msmsgs=msgrocm.dll,OcEntry,msmsgs.inf,hide,7

y eliminamos la palabra ”hide” pero dejando las comas es decir, que quedaría así:

Msmsgs=msgrocm.dll,OcEntry,msmsgs.inf,,7

Guardamos el archivo con el mismo nombre y ejecutamos “Añadir o quitar programas” en el Panel de Control. Vamos a Componentes de Windows y veremos que ahora Windows Messenger si aparece. Ya podemos desinstalarlo.

NOTA: Si sólo quieres que no se ejecute al arrancar el sistema, tienes que eliminar la siguiente clave con el Regedit:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Run\MSMSGS


52 Añadir o quitar mejoras opcionales de Windows XP.

Por alguna razón, Microsoft eliminó la opción de especificar qué componentes de Windows queremos instalar durante el proceso de instalación, y cuando vamos a la opción "Agregar o quitar componentes de Windows" en el Panel de Control no vemos la lista completa de aplicaciones y accesorios que podemos añadir y/o quitar.

Para aumentar considerablemente la lista de aplicaciones que podemos eliminar de Windows XP después de la instalación, tenemos que ir a la carpeta C:\Windows\inf (sustituyendo la letra de la unidad por la que tengamos nosotros en nuestro sistema) y abrimos el archivo sysoc.inf

En Windows XP Professional el archivo estaría así más o menos:

[Version] Signature = "$Windows NT$"
DriverVer=06/26/2001,5.1.2505.0

[Components]
NtComponents=ntoc.dll,NtOcSetupProc,,4
WBEM=ocgen.dll,OcEntry,wbemoc.inf,hide,7
Display=desk.cpl,DisplayOcSetupProc,,7
Fax=fxsocm.dll,FaxOcmSetupProc,fxsocm.inf,,7
NetOC=netoc.dll,NetOcSetupProc,netoc.inf,,7
iis=iis.dll,OcEntry,iis.inf,,7
com=comsetup.dll,OcEntry,comnt5.inf,hide,7
dtc=msdtcstp.dll,OcEntry,dtcnt5.inf,hide,7
IndexSrv_System = setupqry.dll,IndexSrv,setupqry.inf,,7
TerminalServer=TsOc.dll, HydraOc, TsOc.inf,hide,2
msmq=msmqocm.dll,MsmqOcm,msmqocm.inf,,6
ims=imsinsnt.dll,OcEntry,ims.inf,,7
fp_extensions=fp40ext.dll,FrontPage4Extensions,fp40ext.inf,,7
AutoUpdate=ocgen.dll,OcEntry,au.inf,hide,7
msmsgs=msgrocm.dll,OcEntry,msmsgs.inf,hide,7
msnexplr=ocmsn.dll,OcEntry,msnmsn.inf,,7
smarttgs=ocgen.dll,OcEntry,msnsl.inf,,7
RootAutoUpdate=ocgen.dll,OcEntry,rootau.inf,,7
Games=ocgen.dll,OcEntry,games.inf,,7
AccessUtil=ocgen.dll,OcEntry,accessor.inf,,7
CommApps=ocgen.dll,OcEntry,communic.inf,HIDE,7
MultiM=ocgen.dll,OcEntry,multimed.inf,HIDE,7
AccessOpt=ocgen.dll,OcEntry,optional.inf,HIDE,7
Pinball=ocgen.dll,OcEntry,pinball.inf,HIDE,7
MSWordPad=ocgen.dll,OcEntry,wordpad.inf,HIDE,7
ZoneGames=zoneoc.dll,ZoneSetupProc,igames.inf,,7

[Global]
WindowTitle=%WindowTitle%
WindowTitle.StandAlone="*"

Las entradas que incluyen el texto hide o HIDE no se mostrarán en "Agregar o quitar componentes de Windows" por defecto. Para arreglar esto, tenemos que cambiar el texto ,hide o ,HIDE por una coma. Grabamos el archivo y ejecutamos "Agregar o quitar componentes de Windows". Veremos que ahora hay muchas más aplicaciones.


53 Windows XP trae por defecto un límite al ancho de banda del 20%.

La explicación que nos dá es la siguiente:

Limitar ancho de banda reservado.
Determina el porcentaje de ancho de banda de la conexión que el sistema puede reservar. Este valor limita las reservas de ancho de banda combinadas de todos los programas que se ejecutan en el sistema.

De forma predeterminada, el Programador de paquetes limita el sistema al 20 por ciento del ancho de banda de una conexión. Pero puede usar esta configuración para sobrescribir la predeterminada.

Si habilita esta configuración, puede usar el cuadro "Límite de ancho de banda" para ajustar la cantidad de ancho de banda que el sistema puede reservar.

Si deshabilita esta configuración o no la establece, el sistema usa el valor predeterminado de 20 por ciento de la conexión.

Importante: si se establece un límite de ancho de banda para un adaptador de red en el Registro, esta configuración se omite cuando se configura el adaptador de red.

Para recuperarlo hacemos lo siguiente.

- Pulsamos el botón Inicio y seleccionamos Ejecutar.
- Tecleamos gpedit.msc y pulsamos Enter.

Con esto se nos arranca el programa de "Directiva de grupo".

- Vamos a la carpeta "Configuración del equipo"
- Click en "Plantillas administrativas"
- Click en "Red"
- Click en "Programador de paquetes QoS"

- En la ventana de la derecha hacemos doble-click sobre "Limitar ancho de banda reservado"
- En la nueva ventana que nos aparece seleccionamos la opción "Habilitada" y en el cuadro de abajo en donde pone "Límite de ancho de banda (%)" ponemos el valor "0" (cero).
- Click en "Aplicar" y en "Aceptar".

Ya está, no hace falta reiniciar el sistema.


54 Hacer que el Explorador de Windows apunte a C:\

Si te has fijado, al abrir el Explorador de Archivos de Windows, este tiene la peculiaridad (un tanto "molesta") de apuntar a "Mis Documentos". Si quieres hacer que apunte a otro sitio ve a su icono que se suele encontrar en Inicio->Programas->Accesorios y haz click con el botón derecho sobre el icono del Explorador. Selecciona "Propiedades" y en la ventana que aparece, teclea en la casilla "Destino" lo siguiente:

C:\WINDOWS\EXPLORER.EXE /e, /root, \\C:\

o bien:

%SystemRoot%\explorer.exe /e, /root, \\C:\

en donde C:\ es el lugar a donde quieres que "apunte" el Explorador de archivos. Luego pulsa sobre el botón "Aceptar".

Manual copiado de www.mundodescargas.com y publicado por evangeliofinal

Colabora con esta web, sube tus propios manuales





Busqueda
Google

    logo  

Web
Ayudadigital

 

Aviso legal -Condiciones - Sobre este Sitio Web / Copyright © 2004/2005 Ayuda Digital.com / Sitio web optimizado para una resolucion de 1024x768